AndoPintAndo II

otros seres

Colorín, colorado…M00

REMATADO-0

a pesar de ciertos fallos gramaticales, el recién llegado no se relaciona mal con el entorno:

MONTAJE 01

M-careo 0

Y por fin el código genético de la criatura, una herramienta útil para subsanar errores en futuras generaciones…

Anuncios

AndoPintAndo

otros seres

Hola de nuevo!  lamento la ausencia, para ir abriendo boca os dejo una muestra de nuestra incursión en el mundo de la pintura.                                                                                                  Escogiendo paleta de colores.

Preparando el terreno.

Este proceso, a parte de divertirme, me ha hecho recordar unas palabras de Jonh Berger sobre dibujar y pintar extraídas de su libro “Sobre el Dibujo”:

(…) Cada marca que uno hace en el papel es una piedra pasadera desde la cual salta a la siguiente y así hasta que se haya cruzado el tema dibujado como si fuera un río, hasta que lo haya  dejado atrás.                                                                              Esto es muy distinto al proceso posterior de pintar un lienzo “acabado” o esculpir una estatua. En estos casos no se atraviesa el tema, sino que se intenta recrearlo y cobijarse en él. Cada pincelada o cada golpe de cincel ya no es una piedra pasadera, sino una piedra que ha de ser colocada en un edificio planificado (…).

Y para la próxima la obra rematada! buena semana!

Constelaciones

otros seres

He aquí el agasajo que ideamos para la boda de unos amigos, la temática eran las constelaciones visibles el día y a la hora del enlace y el kit incluía tarjetas para identificar las mesas en el convite + el protocolo* con la lista de invitados.

protocolo*- para los no iniciados en el mundo bodas, dícese del cartel de dimensiones considerables que recoge  la distribución de las mesas e invitados en el convite.

Origami: Plegado Deslizante II

otros seres

Despues de Origami: Plegado Deslizante I  la tentación de convertir el patrón en un “ser luminoso” era demasiado grande, así que sucumbí…

Como es una estructura muy flexible se puede moldear de manera que resulte más esferíca o más plana, yo opté por “achaparrarla” tipo platillo volante:

Unos días después de terminar el plegado, estaba buscando maneras de colgarla y me topé con el modelo Signature de  Snowpuppe, una iniciativa fantástica de Nellianna y Kenneth, quienes crean lámparas de papel preciosas!

Buen Verano

Historia de una puerta.

otros seres

Érase una vez, en un lugar cercano, una escuela en lo alto de una colina que un buen día acometió obras de reforma en su interior.

Una de las obras consistía en crear un aula al final de un gran espacio destinado a la representación gráfica, lo cual implicaba ejecutar una división y una puerta de acceso.

Pues bien, esta que a continuación os relato, es la historia de como se ideó y ejecutó dicha puerta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fin.

Aerogami

otros seres

Hola de nuevo,

Qué tal el inicio de año? Os dejo un nuevo origami en forma de decoración navideña que la pereza convertirá casi seguro en permanente.

Una guirnalda de 100 luces ,  unos cuatro fines de semana de corta- pliega-sopla  y aproximadamente 60 “aerogamis” después este es el resultado…

Qué os parece? Pues imaginároslo en grande!! curiosamente hoy Mancho ha descubierto estas imágenes de la propuesta experimental de Martín Azúa, un volúmen habitable, plegable e inflable:

Seres luminosos y Geometría II

otros seres

Tras el nacimiento del primer ser luminoso,(en  Seres luminosos y Geometría) me lancé en pos de un nuevo ser, construido por pentágonos y hexágonos sin cortes, solo dobleces como rezan los cánones del origami.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

…y lo mismo para los hexágonos.

He aquí el resultado final, una nueva versión del maravilloso modelo de Claire Norcross,

Pentágonos y hexágonos pueden aparecer plegados completamente,como en las imágenes, o alborotarse y desplegarse para “despeinar” a nuestro ser luminoso!

Seres luminosos y Geometría

otros seres

Últimamente me ha dado por las lamparitas y otros seres luminosos. La primera de esta serie es un prototipo de papel reciclado fruto de la impresión masiva del proyecto en el que por entonces trabajábamos.

Inspirada por la maravillosa lámpara (que no “lámpara maravillosa”) de Claire Norcross (las comparaciones son odiosas) me lancé a la tarea de fabricar mi propia versión para una una puerta de entrada con una solitaria bombilla.

Con el fin de aparcar Autocad y cualquier otro instrumento artificial de medida, me propuse utilizar tan solo el “ojo de buen cubero”, mis manitas y lápiz.

He aquí alguna de las fases de la construcción del ser luminoso:

Y por fin el resultado final…

En proceso…

otros seres

He aquí los primeros esbozos de una tira en la que ando entretenida.

y también, una interesante reflexión sobre la ilustración en este diálogo que he topado en mi última lectura:

(…)Se subió a un cajón de botellas de leche, colocado boca abajo, y pasó el índice por el estante superior, deteniéndose al llegar a un lomo color borgoña con borrosas letras doradas. Lo abrió, todavía de pie sobre el cajón, y pasó con cuidado las páginas con dibujos coloreados.

-Aquí está- exclamó, y sin apartar los ojos de la página, se bajó-“El lamento de la zorra”.                                                                                                                                                            

Ben se acercó, apartando sus gafas de la luz.

-Intincado verdad? No es mi estilo, pero para ti es arte. Puedo entender porqué lo admiras.

-Es hermoso, y en cierta medida, triste.

Ben se inclinó hacia adelante.

-¿Triste?

-Lleno de melancolía, nostalgia. No sé explicarlo mejor, hay algo en el rostro de la zorra, una especie de ausencia-. No puedo explicarlo.

Ben le apretó amistosamente el brazo, murmuró algo sobre traerle un sándwich para el almuerzo, y luego se marchó arrastrando los pies hasta su puesto, y más concretamente hasta un cliente que estaba haciendo juegos malabares con las piezas de una lámpara de cristales Waterford.

Cassandra continuó estudiando la ilustración, preguntándose cómo estaba tan segura respecto a la tristeza de la zorra. Ésa era la habilidad del artista, por supuesto, la habilidad de, mediante la colocación precisa de finas líneas negras, evocar con tanta claridad emociones tan complejas…